BLOG
2017-08-22383665.jpg
20/09/2018

MARCEL ZAMORA: 'EL PROYECTO DE SPORT NO LIMIT TRAVEL ME MOTIVA MUCHO'

El triatleta Marcel Zamora anunció hace unos meses su retirada del panorama competitivo. Ahora, afronta esta nueva etapa con el objetivo de seguir disfrutando de los triatlones, pero con otros objetivos. Además, trabaja en diferentes proyectos que tienen una relación directa con el deporte. Entre estos, Sport No Limit Travel. Zamora se convirtió en embajador de SNLT el pasado mes de febrero llevando el nombre de la agencia de viajes deportiva en todo el mundo. Por este motivo, el triatleta estará con nosotros en el stand de la feria programada por Challenge Madrid, el sábado 22 de septiembre. Allí nuestros clientes podrán recoger su dorsal de las manos del 5 veces campeón del Ironman de Niza y 6 de la Embrunman, así como recibir los últimos consejos antes de la competición por parte de un profesional.

Marcel Zamora también participará el sábado 22 por la tarde en la Sailfish Challenge Sierra Norte Open Water organizada por Challenge Madrid, en el embalse de Riosequillo. Este es el espacio elegido para competir el día siguiente en el apartado de natación y hacer, posteriormente, la transición hacia la modalidad de bicicleta.

Cierras un ciclo. A partir de ahora el ritmo será diferente.

He dejado de hacer las pruebas más largas de triatlón, distancia Ironman, porque creo que era el momento de seguir disfrutando del triatlón, pero con menos exigencia personal y no llegar a quemarme, puesto que la presión de siempre intentar ganar después de 25 temporadas ya era demasiada. Pero en estas próximas temporadas todavía seguiré compitiendo en diferentes pruebas de triatlón como profesional, pero en un calendario más mixto con otros deportes que también me motivan mucho.

Exacto, porque ahora también te deben de surgir otras motivaciones.

Motivaciones, muchas! Soy una persona muy activa y con mil ilusiones y objetivos en la cabeza, siempre encuentro algo para levantarme con ganas y prepararlo, disfrutando del camino hasta el objetivo, aunque no sea un tema deportivo.

¿Qué harás a partir de ahora?

Pues ya estoy vinculado a diferentes proyectos que no son directamente de entrenamiento o competición, pero que tienen muchísima relación con el mundo del deporte, que es el que más me llena y realmente es mi ambiente y estilo de vida.

Creo que con la experiencia acumulada durante más de 30 años al deporte puedo aportar mucho a las empresas que trabajan fuerte en este mercado. Considero que mi conocimiento y mi nombre siempre es un plus para sumar conjuntamente con el trabajo bien hecho dentro del sector del deporte.

¿Qué te ha llevado a tomar esta decisión?

Cómo todo en la vida, se acaban unas etapas y empiezan otras. Ahora que la competición ha quedado más en un segundo plano, creo que era el momento para empezar nuevos proyectos y construir un futuro que me llene.



Una complicada lesión te alejó de hacer el que más te gustaba, correr. ¿Fueron momentos duros?

Una lesión siempre es lo más complicado para un deportista. Primero físicamente, puesto que quiere decir cambiar la rutina, pero psicológicamente todavía es mucho peor, porque significa parar de entrenar y dejar todo lo que estaba programado. Pero, por otro lado, sabes que también es parte de este oficio, puesto que llevas el cuerpo bastante al límite en las épocas de más volumen e intensidad.

Quizá fue una oportunidad para hacerse fuerte mentalmente.

Esto seguro. Te enfrentas a una situación nueva que te hace pensar mucho. Además, las ganas de recuperarte cuanto antes mejor te hacen ser muy positivo y fuerte, mentalmente.

Durante los años de competición, y con tu experiencia, te consideras un deportista de élite o un aventurero?

(Ríe) Un poco de las dos cosas, más deportista de élite, por dedicación diaria. Me ha permitido viajar muchísimo y conocer mundo, así como encontrarme en mucha gente por el camino con quién compartir experiencias. Aún así, las dos situaciones han sido conjuntas.

El triatlón ha evolucionado a lo largo de los años en los cuales has competido. ¿Cómo has vivido este cambio?

La verdad que siempre creo que me he adaptado bien a todos los cambios, tanto en reglamentaciones, como a nivel del triatlón, que siempre se ha profesionalizado más y esto me ha exigido cada vez dedicarme con más conciencia.

El pasado febrero te convertiste en embajador de Sport No Limit Travel. ¿Qué significa para ti?

Entrar en un proyecto que me motiva mucho, porque engloba diferentes objetivos laborales que me llenan y creo que es una gran oportunidad para disfrutar de otra vertiente de lo que es mi tipo de vida. Me encanta el deporte como practicante, pero también como apoyo o aficionado y creo que es una oportunidad de aportar mucho a la gente amateur que compra los servicios de la agencia.

Junto con SNLT ofreces campos de entrenamiento. No es una mala oportunidad para aprender...

Está claro que no! Cada día es una oportunidad perfecta para aprender cosas nuevas y más si detrás hay un acontecimiento importante que motiva al deportista, como en este caso Challenge Madrid. Estaré en el stand de SNLT durante la feria organizada el sábado 23 para repartir los dorsales entre nuestros clientes y darles los últimos consejos antes de la prueba.



Te gusta mucho viajar. ¿Crees que el turismo deportivo es una buena opción?

Es el futuro, la combinación de viajar y deporte. Creo que es lo que más llena a la gente más a la hora de programarse. Competir cerca de casa está bien, pero el hecho de ir un lugar que no conoces y practicar lo que más te gusta le da un plus a este objetivo.

Por otro lado, parece que el mundo de las competiciones de triatlón están en auge.

Ya hace unos años que hemos sido tocados por la varilla mágica y que el triatlón está en su mejor momento. Un deporte que había sido desconocido y que ahora es practicado en todo el mundo por miles de personas.

¿Qué consejos darías a los triatletas que quieren probar un Ironman?

Antes que nada, que empiecen de forma progresiva, sin proponerse de primeras un IM. Aunque tengas experiencia de otro deporte de resistencia, creo que hacer los pasos adecuados con un par de años antes de hacer el gran salto es la manera más coherente para disfrutar del camino. También hace falta que tanto el cuerpo como la mente se adapten a este gran reto. Y, por encima de todo, hacerlo porque a uno le hace ilusión, no para demostrar a los otros que eres capaz, sino hacerlo por amor propio.

¿Y a los que quieren iniciarse en este deporte?

A los que se quieren iniciar, que es muy bueno encontrar gente con quién compartirlo, tomarse el triatlón como una rutina más pensante como forma de vivir y que no se obliguen ni obsesionen con el entrenamiento, sino que sea un complemento de la vida diaria. Después, una vez ya ves que te encanta hay que mirar de encontrar un equipo o entrenador y hacer las cosas más a conciencia y seguir evolucionando de la mejor manera.